Protección contra la luz azul

La luz azul-morada o azul-violeta es la que tiene la longitud de onda más corta y, por tanto, es la que más energía tiene. La luz azul-violeta o luz visible de alta energía, puede provocar fatiga y estrés visual, además de la aparición precoz de la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), una de las principales causas de ceguera en el mundo. La luz azul-violeta afecta negativamente a las células que se encuentran en la mácula, un tejido sensible a la luz situado en el fondo del ojo. Es importante saber que las células que componen la mácula no poseen capacidad de regeneración.
En la naturaleza el 25% de la luz blanca es de rango azul y esta se puede bloquear en gran parte con gafas que incluyan filtro anti luz azul, pero que pasa con la luz azul que emiten las pantallas ya sean de tv , ordenadores o cualquier dispositivo con pantalla.
El avance de las nuevas tecnologías hacen inevitable que ya en edades tempranas en la vida se empiece a usar pantallas sobre todo en dispositivos de telefonía y esto puede causar problemas de visión a largo plazo especialmente a personas que por obligaciones profesionales estén muchas horas en frente de un monitor de ordenador. Afortunadamente existen soluciones para bloquear la luz azul dañina a los ojos y de esto trata este tutorial.
En Windows 10 hay una característica llamada “Luz nocturna” que se encuentra en Configuración > Pantalla > Configuración de la luz nocturna. Con esta opción podrás activar y personalizar un color más cálido, evitando la luz azul dañina.
Para dispositivos Androit por suerte hay muchas aplicaciones que cambian una luz con color más cálido de la pantalla y así bloquear la luz azul. En Google Play desde AQUÍ lo podréis ver algunas aplicaciones.
Otras opciones desde mi punto de vista más efectivas para bloquear la luz azul son las gafas que incorporan el filtro anti luz azul, por ello merece la pena por un poco más de dinero que cuando te compres una nuevas lentes graduadas que tengan incorporada el filtro de luz azul y así tus ojos estarán siempre protegidos de la luz azul ya estes frente a una pantalla o a la luz del sol.
Pero para los que ya usamos gafas graduadas sin filtro de luz azul también hay gafas especiales que se sobreponen sobre las gafas graduadas que también pueden usarse para los que no usen gafas graduadas, o también gafas de tipo clip que se engancha y se sacan de las gafas graduadas. Este tipo de gafas las podrás comprar en portales de Internet como Amazon o Ebay por decir algunos aunque también puedes consultarlo a una tienda óptica o a tu oftalmólogo para mejor información.
Hay que tener en cuenta que las gafas de sol convencionales no filtran la luz azul a no ser que si tengan el filtro de luz azul incorporado, las gafas de sol solo son para reducir los reflejos de la luz solar.
Espero que este tutorial sea de utilidad que a pesar de ser un blog de informática pero en este caso también para proteger la salud ocular y visual de la luz dañina de las pantallas.